…ella es como el agua del río, fresca, libre y en constante movimiento, 

la otra es como el fuego, capaz de quemar la savia del más noble árbol. 

Ambas están cerca y lejos, 

se aman y se odian,

es una relación extraña y mortífera

 porque cuando ya no existan distancias, 

el fuego evaporará el agua que habita en su ser”.

Categorías: Uncategorized

1 comentario

Iria · noviembre 27, 2021 a las 10:22 am

Super interesante el post!!!

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES